Noticias

ACTUALIDAD

“GUARDAMOS EN EL CUERPO LAS MEMORIAS DE LOS 30.000”

30/11/2017

Ayer, 29 de noviembre, después de cinco años y un día de juicio, se conoció la sentencia a los genocidas de la ESMA. El juicio más grande de la historia, 54 imputados juzgados por 789 compañerxs.

Por Flavia Fernández Brozzi

Veintinueve genocidas condenados a prisión perpetua, diecinueve  a penas de entre 8 y 25 años y seis absueltos por los delitos de Lesa humanidad cometidos en la ESMA. Por primera vez, un tribunal condenó a pilotos de los "vuelos de la muerte".

Muchas fueron las sensaciones que se vivieron en ese lugar tan frío, áspero y poco amigable, como lo es la sala de audiencias de los tribunales de Comodoro Py, pero la más importante fue la de saber que afuera y, también dentro de la sala, estábamos todxs juntxs, una vez más, poniendo el cuerpo por Juicio y Castigo a los genocidas. Y el sentir que los 30.000 vuelven y viven con cada acto de justicia.

Sintetizan lo que muchos sentimos, las palabras dichas por la compañera sobreviviente Graciela Daleo, la Viki, militante eterna e indispensable en esta lucha:

Hoy me van a faltar y nos van a faltar a todos las palabras para decir lo que significa este día para nosotros, para nuestro pueblo, para los pueblos de América Latina y para los pueblos del mundo. Insisto, no por resignarme a las absoluciones que hubo, a las penas bajas que hubo y celebrar las perpetuas. Lo que yo celebro y seguramente celebramos todos, es que llegamos a este lugar porque luchamos muchos años, durante muchas décadas con el viento en contra, durante algunos años, los menos, con el viento a favor. Hoy, cuando lo corregían a Camilo sobre cuándo empezó este juicio, en realidad este juicio y todos los juicios, no solamente este juicio de la ESMA, sino todos los juicios del país, seguramente empezaron cuando en las noches de la cuadra, en los lechos de tortura, en las noches de Capucha, en esos pasos quedábamos esposados, engrillados, encadenados, encapuchados, que oíamos con dolor e impotencia que se llevaban a nuestros compañeros los días de traslado, empezamos a pensar y nos comprometimos los que sobrevivimos y seguramente los compañeros que hoy no están si hubieran estado se comprometían a que íbamos a luchar por la justicia por los crímenes de la dictadura, y por la justicia en todo terreno para nuestro pueblo, para seguir levantando las banderas de liberación, las banderas de revolución, que es lo que nos hizo ser desaparecidos… Nos secuestraron, nos persiguieron, nos mataron, nos torturaron, porque nuestro pueblo, que nos engendró a nosotros como militantes, luchó y sigue luchando desde hace décadas, y en este tiempo, que nos desafía todavía a más lucha, que esto nos sirva, es cierto apelaremos las absoluciones, las penas que creemos insuficientes, pero sobre todo celebraremos que somos capaces de conseguir esto porque luchamos. Insisto en esto, apoyémonos en nuestras victorias, pero sepamos también que las victorias no son eternas. Sepamos que lo conquistado se defiende si luchamos para defenderlo, se mantienen si luchamos para mantenerlas, sino las batallas se pierden fácilmente o difícilmente. Hay que sostener todo con compromiso, con amor y con lucha. Quiero agradecerle a todos esos compañeros y compañeras que nos alimentaron y que hoy no están acá, porque gracias a ellos nosotros, los sobrevivientes, podemos estar de pie, podemos guardar en nuestra memoria y en nuestro cuerpo, todos sus nombres, todos sus recuerdos. También podemos y pudimos identificar a tantos represores, porque guardamos en el cuerpo esas memorias, las memorias de los 30.000, y eso es lo que pusimos en la escena para que estos juicios sean posible… Este día es un día de lucha, es un día de conquista, es un día para celebrar, para tomar aliento y seguir luchando…”

No nos han vencido.

30.000 COMPAÑEROS DETENIDOS-DESAPARECIDOS… PRESENTES… AHORA Y SIEMPRE!!!

 

 

lanegradelsur.com.ar // info@negradelsur.com / suscripcion@negradelsur.com - Todos los derechos reservados - Sitio web creado por Ariel Tomás.