Noticias

ACTUALIDAD

“QUEREMOS UNA ECONOMÍA INCLUSIVA”

12/05/2020

Entrevistamos a Hipólito Madariaga, productor agrario cooperativista y referente del Frente Agrario Evita en La Plata y fundador de la Asociación 15 de Abril de Agricultores Familiares, en la zona de Olmos.

Por Eduardo Silveyra

¿Cómo vienen enfrentando desde las organizaciones la crisis generada por el Corona virus y cuáles son las actividades que están llevando a cabo?

Fue un impacto grande el  anuncio de la cuarentena, pero desde la organización nuestra, el Frente Agrario Evita, siempre estuvimos avocados a promover, organizar y luchar por las reivindicaciones de los y las agricultores familiares y esa actividad es fundamental seguir sosteniendo la lucha.  También, mucha gente al quedarse sin trabajo, implicó que tuvieran menos recursos para acceder a una dieta equilibrada y balanceada, más cuando veníamos de una situación bastante compleja en lo económico, dejada por la gestión anterior. Sin embargo, nosotros como organizaciones lo que hicimos fue, de alguna manera, comercializar bolsones de verdura, tratar de sostener los espacios de la economía popular o sea las ferias, porque también se multiplicaron los asistentes en los comedores y en los merenderos y a ahí, tuvimos que poner el cuerpo, sobre todo las compañeras, valiosas mujeres que todos los días ponen el cuerpo y el alma para servir a la comunidad barrial, a los vecinos y a todo el que se acerca. Es estos lugares, donde en situaciones como esta, surge la solidaridad que siempre está en el pueblo. Así que nos hemos organizado de esa manera y al mismo tiempo articulando en la UTEP, dentro de la rama agraria y ahí, las organizaciones campesinas, hemos podido reunirnos virtualmente para ver como seguimos, cómo avanzamos, qué actitudes tomamos, qué definiciones, y el resultado es organizarnos más, contener a los compañeros y compañeras e informarles entre otras cuestiones, de los permisos que habían correspondientes para el área. Eso es lo que estuvimos haciendo y no dejamos de continuar trabajando, para alimentar al pueblo desde la agricultura familiar, donde se produce variedad, diversidad y calidad alimentaria. Y también en un alto volumen, porque somos miles de trabajadores en el campo, ese campo profundo, no el campo que hablan en la televisión. Trabajar, trabajar, trabajar, solidaridad y organización, porque también somos parte de los comités populares de emergencia, que se están constituyendo en La Plata y otros municipios, junto a organizaciones, barriales, sociales, iglesias, clubes y diferentes instituciones que brindan contención a los sectores populares.

¿Se viene planteando y fuerte el tema de la necesidad de una Reforma Agraria en todas las organizaciones, cuál es tu mirada sobre esto?

Nosotros consideramos que necesitamos la vuelta al campo. Muchas veces cuando hablamos de Reforma Agraria Integral, alguna gente se asusta y de pronto se ciegan y no quieren escuchar lo que se dice en este concepto, el concepto general tiene mucho trabajo y la idea es generar un millón de chacras, de quintas o fincas, para que justamente, muchísimas familias puedan volver a trabajar y producir y muchas de las que hoy están al borde de dejar de hacerlo por esta situación o las otras que por la suba de las tarifas y los insumos productivos o los altos alquileres, puedan seguir haciéndolo. Lo que queremos, es que haya una política de acceso a la tierra, a través de créditos blandos, que el agricultor familiar se pueda hacer de una propiedad rural, que se pueda pagar a 20 ó 30 años y que el productor sea soberano en la compra de tierra, que defienda que modelo implementar en la producción de alimentos, cómo vivir y cómo educar a sus hijos  y que se generen la condiciones de igualdad que deben existir en el campo, porque la desigualdad, hace que muchos jóvenes hoy no quieran seguir el paso de los padres y quieran irse a las grandes urbes, a las grandes ciudades donde están todos los servicios. Esto debe ser pensado de manera integral, no solo el acceso a la tierra que es fundamental, sino que también debe comprender la vivienda, la educación, la salud, los servicios, la comunicación, etc. En un territorio que es tan hermoso, tan diverso y maravilloso como es la Argentina, que haya tantas familias sin tierra para producir no está bien. Y además de esta manera se resolvería el tema del trabajo, porque se generarían muchísimos puestos laborales y esto incluye también la generación de alimentos y la cadena de valor, que viene después de eso y que resuelve cuestiones como la soberanía y la seguridad alimentaria y al mismo tiempo generan trabajo, que es lo que falta y si no, lo contrario, seguir engrosando los barrios, asentamientos y villas miserias con población expulsada de los territorios.

¿Cuál debe ser el rol de la Agricultura Familiar en la economía futura?

Nosotros aspiramos a que esta nueva economía, sea una economía inclusiva, no de mercado sino una economía popular, donde estemos todos incluidos y que en esa senda avancemos todos hacía el Buen Vivir, donde no sea el objetivo la acumulación por la acumulación, porque eso es justamente el liberalismo, que impone justamente esa manera de pensar, en la cual hay que salvarse solos y lo que viene y en la actualidad hemos entendido que nos tenemos que salvar todos juntos, donde estemos todos incluidos, donde cada argentino y argentina, cada habitante de este bendito suelo, pueda tener acceso a un trabajo, a una vivienda digna, a vivir en paz y al mismo tiempo posibilitando una vida digna a las futuras generaciones. La agricultura familiar es un motorcito importante dentro de la economía, pero no es tan visible para muchos, porque como digo, no es materia de comunicación de los grandes medios masivos que llegan a la población, pero sabemos que donde hay fuerte presencia de la agricultura familiar, las economías regionales prosperan y se mueve la economía en función de esta.

¿Crees necesaria la estatización de empresas concentradoras como Vicentín?

Si es necesaria la estatización de Vicentín no lo sé, pero si es necesario la creación de una empresa pública que compre alimentos y la agricultura familiar en general tiene una de las patas flojas, además del acceso a la tierra, que es el de la comercialización, porque es el intermediario el formador de precios y al mismo tiempo, el que se lleva gran parte de la ganancia, no así el productor ni el pueblo, los dos extremos de la cadena no lo son. Entonces, de alguna manera, el estado debería crear una empresa pública de compra estatal, de compra pública y especialmente a la agricultura familiar, como se hizo en Brasil cuando funcionaba el Ministerio de Desarrollo Agrario, que compraba un porcentaje importante a las organizaciones de la agricultura familiar y eso les dio mucha fortaleza para seguir trabajando, para seguir generando soberanía y eso es lo que estamos necesitando, la decisión política de inversión en políticas públicas, para el desarrollo de la agricultura familiar campesina e indígena, que está a lo largo y ancho de toda la Argentina. Y aspiramos a que los grandes empresarios, las grandes empresas que se han visto favorecidas como Vicentín por el estado, a través de facilidades en créditos, tengan la responsabilidad suficiente para cumplir con sus obligaciones y devolver toda la plata que le deben al estado y si así no lo hicieran, creo que están los instrumentos legales para que pasen a manos del estado.

¿El macrismo desmanteló las políticas para la Agricultura Familiar y despidió técnicos y trabajadores, cuál es tu opinión al respecto?

En el gobierno anterior hemos visto claramente que hubo una intencionalidad política, no solo de no invertir en el sector, sino que claramente sabemos que hubo un desguace, de lo que era la Secretaria de Agricultura Familiar, dejando sin presencia en el territorio a técnicos de cambio Rural y tantos otros programas. No hubo presencia del estado en el territorio nacional y lamentamos esa situación y todo lo que vino. La inflación, la suba de los insumos, la suba de los alquileres, la luz, etc. Lo cual hizo que, muchas familias en muchos lugares, dejaran de producir alimentos y eso es una lástima, porque tienen que ver cómo seguir subsistiendo y lo hacen a través de changas, porque el empleo formal sabemos que es cada vez más difícil de conseguir. Por lo cual, creo que es tiempo y también una gran oportunidad para que en esta gestión, el gobierno pueda hacer todo lo posible y necesario, para que realmente se destinen los recursos para la reglamentación de la ley de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar, donde se ponga en valor al sector y se le dé el lugar que corresponde. Porque estamos hablando de seres humanos, de alimentos sanos y también de que en Argentina hay un bajo porcentaje de población rural, con esto estamos hablando de esa vuelta al campo que proponemos. Un 8% de población hay en el país, con tanto territorio para poblar, producir y generar trabajo. En esa línea queremos que se avance, Lamentamos lo que pasa en esta cuarentena, pero esperamos que se ponga a funcionar toda la maquinaria del estado y el área correspondiente a la agricultura familiar en todo el país, con mayor presencia, con muchos técnicos y con todas las herramientas necesarias para seguir fortaleciendo al sector. Es lo que estamos necesitando y esperando.

lanegradelsur.com.ar // info@negradelsur.com / suscripcion@negradelsur.com - Todos los derechos reservados - Sitio web creado por Ariel Tomás.