Noticias

ACTUALIDAD

"AGRICULTURA FAMILIAR – CAMPESINA - INDÍGENA"

24/05/2020

La Negra del Sur entrevistó a Eleonora Pedot, referente del Movimiento Nacional Campesino Indígena. CLOC - Vía Campesina.

Por Eduardo Silveyra

¿Cómo vienen enfrentando la crisis y qué actividades vienen desarrollando en este marco de cuarentena?

Nosotros, venimos enfrentando la crisis laburando, laburando mucho, porque la producción de alimentos es indispensable para alimentar a nuestro pueblo. No podemos dejar de producir, por lo cual, tomamos todas las medidas de seguridad necesarias y esa es una de las actividades que venimos desarrollando, la producción y la comercialización por un lado. Por otro lado, también tenemos el trabajo comunitario en las provincias que no tienen el problema de tanta concentración poblacional, lugares donde tenemos refugios o comunidades colectivas y lo que se ha seguido haciendo ahí, aparte de la producción de alimentos, es continuar con la formación política y la formación académica de forma presencial, porque se ha seguido dando clases, ya que algunos docentes viven en las comunidades. Hablo específicamente de la UNICAM (Universidad Campesina del MOCASE) y de las escuelas de agroecología del MNCI.

¿Es Necesaria una Reforma Agraria y más presencia del estado para desarrollar aun más la Agricultura Familiar?

Lo que se necesita es una distribución de tierras, donde el productor que no la tiene pueda tenerla. Pueda obtenerla, sea a través de créditos, de comodatos, entendemos que la tierra para nosotros es parte de nuestra vida y no un bien privado. Tiene que ser un bien común, un bien de uso, creemos en la función social de la tierra, no creemos en que tiene que ser algo de lo que se obtenga valor solamente por tenerla. Por lo cual, sea reforma agraria o sea una forma distinta de distribución, es necesaria. Es necesaria, para pensar un modelo que realmente necesita el país, para poder alimentar a todo el pueblo y no seguir manteniendo este modelo agro exportador y usurero. En cuanto a si necesitamos más presencia del estado, sí, necesitamos un estado presente que piense a la agricultura familiar, campesina e indígena, como indispensable para poder desarrollar un sujeto económico. Un sujeto económico de una de las principales actividades que existen dentro del país, como lo es alimentar a nuestro pueblo.

¿Cómo ves el futuro de la agricultura familiar y el rol de la misma dentro una nueva economía?

Un poco lo decía antes, me parece que la agricultura familiar, campesina indígena, tiene que ser una prioridad en la política de estado, en función de poder desarrollar todo lo que el macrismo fue destrozando en todos estos años, pero que nunca el país lo tomó como si fuera una forma de producir alimentos y que esos alimentos lleguen a la población sin tener un costo demasiado alto para el consumidor, ni que sean concentraciones de comercializadoras y supermercados, que forman precios y sean los que vendan nuestros productos.

¿Ves necesaria la estatización de empresas como Vicentín, para una profundización de las políticas de estado?

Estoy totalmente de acuerdo en que sea estatizada o que el estado sea parte de Vicentín y que nos permita a nosotros como estado, como argentinos, tomar las decisiones de qué se produce, cómo se produce, qué exportan, cómo exportan, cuándo exportan y no que sea una retención que hacen muchas veces las multinacionales o estas empresas tan grandes que extorsionan con sus productos y colocan los precios que ellos quieren.

¿El macrismo desmanteló las políticas para la agricultura familiar y despidió técnicos y trabajadores estatales que trabajaban en los territorios, cuál es tu opinión al respecto?

El macrismo tuvo claramente una política de destrucción de la economía popular, de destrucción de la agricultura familiar campesina indígena, no hubo una sola política de estado que beneficiara al productor, que lo hiciera proyectarse y proyectar su producción. O poder plantear cómo producir, cómo acceder a comercializar sus productos sin que fuera a través de intermediarios, pagándoles centavos a nuestros compañeros y compañeras. El macrismo echó a la mayoría de los técnicos, porque destrozó lo que fue la Secretaría de Agricultura Familiar Campesina Indígena. No solamente por echar a los técnicos y trabajadores que estaban en la secretaría, sino porque ellos creyeron y creen que es un sector que debe desaparecer y no debe existir. Para ellos no debe existir gente en el campo produciendo alimentos. Para ellos, alcanza con las máquinas y que hay que producir materias primas exportables y que el pueblo argentino compre alimentos caros e importados. Por lo cual, en el desmantelar todo lo que fue la Secretaria de Agricultura Familiar, estaban incluidos los despidos de 1300 trabajadores y trabajadoras. Con eso, te quedas sin políticas para acceder a programas, a proyectos, a subsidios o aquello necesario para el desarrollo de la Agricultura Familiar, como lo es poder producir y poder vender. Solamente salieron a ver nichos pequeños de producción, como si fuéramos un sujeto en extinción, al que debían poner en un museo y que la clase alta y la clase media acomodada, pudieran comprar nuestros productos como quien compra un suvenir y  nosotros lo que queremos es producir para nuestro pueblo.

lanegradelsur.com.ar // info@negradelsur.com / suscripcion@negradelsur.com - Todos los derechos reservados - Sitio web creado por Ariel Tomás.