Noticias

ACTUALIDAD

DOCUMENTAL "ÑOQUIS, PARA ROMPER LOS ESTIGMAS"

09/10/2019

Un documental realizado a pulmón por trabajadores despedidos del Ministerio de Cultura, muestra las prácticas siniestras del gobierno de Macri en cuanto a despidos y achique del estado. Con una difusión a través de las redes y el boca en boca, hay que estar atento a su proyección y el debate.

Por Eduardo Silveyra

¡Ñoquis! El plato de pasta que por tradición se come los días 29 de cada mes, también pasó a ser el calificativo despectivo, con el cual se nombra a los trabajadores estatales en la jerga popular, dado que el mito instalado en el inconsciente colectivo, indica que no trabajan y solo se presentan ese día para cobrar sus haberes. Esta falacia comenzó a encarnarse socialmente a partir de un sketch, en el cual el cómico Antonio Gasalla interpretaba una empleada pública que maltrataba y desatendía al público, que se acercaba a solicitar turno en la mesa de entradas de un hospital. Cabe indicar que esto no fue casual, el programa media buenos puntos de rating en la pantalla de los 90,  los años donde el menemismo realizó el primer achique del estado, al aplicar las recetas neo liberales del FMI. Con un raconto necesario sobre este accionar, comienza el documental LOS ÑOQUIS dirigido por María Laura Cali, quien además de ser documentalista y actriz, es trabajadora del estado en la actual Secretaría de Cultura de la Nación. Ella misma fue despedida y luego reincorporada a su trabajo.

Sí bien el documental está centrado sobre el desguace llevado adelante por el gobierno de Cambiemos en la Secretaría de Cultura, muestra en los diversos testimonios como se fueron implementando los despidos y el desmantelamiento de las políticas públicas propias de esa área y para cuya concreción no se escatimaron medios, que fueron desde la persecución personal, el amedrentamiento, el acoso y el robo de herramientas de trabajo por parte de funcionarios, con el mero fin de dejar sin tareas a los trabajadores. Tampoco se deja de lado el hecho relativo a la precarización laboral dentro del estado, una práctica maliciosa que durante la gestión del gobierno nacional y popular se continuó y que la administración cambiemita agudizó a extremos inescrupulosos, al llevar a la mayoría de los trabajadores y trabajadoras estatales a sueldos que se ubican por debajo de la línea de pobreza, según datos de las organizaciones gremiales. En ese sentido, este apuntamiento es un llamado a la reflexión acerca de cómo encarar el tema del empleo público en el próximo gobierno.

Otro de los fines que persiguió la directora María Laura Cali y su equipo, es comenzar a romper la estigmatización que pesa sobre los trabajadores estatales, en ese aspecto, se puede señalar que en parte a logrado su cometido y que uno lamenta que no se haya podido visualizar lo sucedido en otros ministerios, como el de Agroindustria, donde el desmantelamiento de las políticas a llevado a miles de agricultores familiares a la ruina, que la eliminación de muchos proyectos ha hecho sucumbir a las economías regionales y que el despido 35.000 trabajadores y técnicos, no solo ha contribuido a esto, sino que ha beneficiado al sector monopólico de la agricultura industrial y el agro negocio y vale mencionar también, la muerte y el suicidio de trabajadores y trabajadoras, tanto en la sede de Paseo Colón en capital y las sucedidas en las delegaciones del interior. Pero, esta limitación se torna relativa, si tenemos en cuenta que la obra fue hecha sin apoyo del estado, ni de otras instituciones, por lo cual esa limitación queda soslayada de por sí. Se trata de una realización hecha por trabajadoras y trabajadores que en su momento fueron despedidos, algunos reincorporados y otros no.

Ver LOS ÑOQUIS debiera ser casi una obligación, para todos aquellos que vemos al estado como una herramienta de transformación social y el rol que debe cumplir el mismo, en un país que proyectamos con derechos, justicia social y políticas redistributivas que permitan consolidar esos anhelos. Abrir las puertas de todos los espacios populares, sean estos centros culturales, unidades básicas, sindicatos, eso sí, es una obligación militante, para abrir el debate y la discusión y comenzar desde abajo el cambio necesario que nos permita construir una patria justa, libre y soberana, lo cual es decir una patria con un estado popular presente en cada necesidad.

lanegradelsur.com.ar // info@negradelsur.com / suscripcion@negradelsur.com - Todos los derechos reservados - Sitio web creado por Ariel Tomás.