Noticias

CULTURA
Foto de Carolina González. Colectivo Fotográfico La Negra del Sur

EL MAR EN EL DESIERTO

09/08/2016

Milagro Sala es poesía de lucha. La acción de la palabra que ella despierta, atraviesa, perfora.

Por Diego Ardiles

Cavar un hoyo

Cavar un profundo pozo

Hasta lo hondo cavar

Hasta lo hondo donde la tierra no tiene dueño

Tocar las raíces y subir

Como los árboles, como el calor, como la vida

Crecer desde abajo

Cavar un hoyo llenarlo de agua

Darle un mar al altiplano

Darle un mar a los changuitos tristes

Verlos temblar como la superficie azul

Darles un techo un hogar

Dura piedra sobre piedra dura

Y sin un solo ladrillo que no sea peronista

Un techo

Para que el sol caliente el rostro pero no lo queme

 

Que te encontraron un auto lleno de dólares?

No me importa

Ojalá fuera un camión lleno de putas y de chongos

Para darle un alegrón a los negritos

 

Que le pusiste a uno sobre la sien  un fierro?

No me importa

Ya sabemos que si un negro apunta es un matón

Pero peor los blancos: cuando un blanco apunta es policía.

 

Y que tus parientes cruzaban

la invisible frontera con Bolivia

llevando y trayendo giladita.

Y que tu casa tenía más pisos que las Petronas.

Que tu hijo era el zar de los medios del pobrerío

que son la mitad de medios.

Y que todo con los diezmos

que pagan los iracundos pero sensibles

republicanistas de la Patria.

 

No importa

Nada de eso importa

Es el mar

El mar en el medio de la puna

lo que vale la ira

del señor feudal y del verdugo.

Robar el fuego sagrado

y dárselo a los pobres

como Prometeo.

Eso es lo que importa

Eso es lo que les duele

 

Pero como el mar y su marea

todo retrocede

todo vuelve a su cauce:

Se abrirán las celdas

Se borraran los expedientes

Se enfundarán los bastones policiales

Se deseleccionarán las elecciones

Se despertarán los compañeros

Se pararán los pobrecitos de la puna

Te sacarán y empujarán tus pasos

Y volverán tus pasos a tu casa

Y volverá el verdugo

a su pequeñez y a su cuevita

Y volverás a tu mar a tu pileta

Y el mar será tu pueblo

Y no serás la que abra la canilla
No. Serás el agua que la crece.

lanegradelsur.com.ar // info@negradelsur.com / suscripcion@negradelsur.com - Todos los derechos reservados - Sitio web creado por Ariel Tomás.