Noticias

ACTUALIDAD

HAY QUE DARLE UNA ALTERNATIVA AL CAMPO POPULAR

24/05/2019

Entrevista a AXEL KICILLOF

“Aunque la prensa oficial aparezca restándole importancia a esta articulación, en 2015/2016 nadie se imaginaba a Cristina hablando y consensuando con Alberto Fernández y Felipe Solá, con el Evita, Pino Solanas, los Moyano, etc. Poniéndolo en volumen creo que se ha avanzado en un 75% en el proceso de unificación”.

Por Diego “Ruso” Urman

- La Negra del Sur: ¿Cómo se le gana a Cambiemos en Octubre?

- Axel Kicilloff: Yo creo que el trabajo que venimos haciendo prácticamente desde que Cambiemos ganó las elecciones de 2015 es un trabajo de ir enhebrando distintos sectores, diferentes luchas, empezando con las cuestiones que tienen que ver con la sociedad, con el pueblo, los trabajadores, los jubilados, los estudiantes y los maestros. Me parece que se ha avanzado muchísimo, aunque un poco imperceptible porque siempre cuando se observa la unidad en el campo popular suele mirarse primero a los dirigentes, quienes son los más complejos en unificar. A mí me parece que hay un trabajo de unificación del campo popular que venía partido y muy confundido después de la derrota del 2015; de hecho el clamor de la unidad viene desde abajo, desde las bases hacia la dirigencia: “¡Búsquenle la vuelta! Pospongan las ambiciones, las especulaciones y denle una expresión a esto que es una fuerte agresión a los sectores populares”. El camino es de abajo hacia arriba para conseguir la unidad y exige la definición de los dirigentes que vienen jugando en la ambigüedad. Me parece que el frente electoral que pueda ganar estas elecciones contra Macri y particularmente contra Vidal, tiene que ser un frente de perfil netamente opositor. Los que estén dudando, no sirven.

- LNDS: ¿Hay límites en la construcción de esta UNIDAD?

- AK: No. Me parece que los límites vienen de afuera hacia dentro. El dirigente que no esté dispuesto, sea por dudas, susto o comodidad, y no define su perfil opositor, no va a poder ser parte de ese proceso de unidad. Esto es una decisión de cada uno de los dirigentes. Del lado de quienes estamos sosteniendo una posición de confrontación con el gobierno desde el primer día, por la cual sufrimos una persecución mediática y judicial, estamos haciendo todos los esfuerzos para convencer y recibir a los que se van decidiendo a ser opositores. Por mi lado, el límite es ser opositor al programa neoliberal del gobierno y también a sus recambios posibles, porque también ese es otro problema; que esto se resuelva por parte de los grupos de poder con la búsqueda de un recambio de Macri, pero con el mismo programa económico.

- LNDS: ¿Son las PASO una buena herramienta para la consolidación de la
UNIDAD?

- A.K.: Creo que el primer punto es unificar y fortalecer un frente de oposición muy grande, lo más amplio posible. No soy fundamentalista de un sistema ni del otro. Primero hay que armar un frente, luego lograr una unidad opositora y programática y después resolver las candidaturas. Para esto último soy absolutamente pragmático; lo que se pueda hacer debe ser con el menor riesgo y si se puede conseguir en base a un acuerdo que deje a todos conformes, será una solución muy buena. Esto ha ocurrido en varias provincias, Entre Ríos por ejemplo, pero en otras como Santa Fe no se pudo alcanzar. Los compañeros y compañeras que tengan aspiraciones tendrán que ver si pueden resolverlo en una mesa y después ver si eso realmente representa lo que le ocurre al electorado, porque puede suceder que un candidato con baja representación comience a presionar para conseguir lugares bajo ciertas condiciones; en ese caso es imposible lograr un acuerdo y entonces las PASO no sé si sería el sistema óptimo, pero no tiene nada de malo.

- LNDS: ¿Cuál debería ser el rol de Cristina en este proceso de UNIDAD?

- AK: Cristina se ha juntado con todos los dirigentes que expresaron la intención de conformar un agrupamiento en la oposición, sin importar lo que se haya dicho antes y dejando de lado las confrontaciones. Aunque la prensa oficial aparezca restándole importancia a esta articulación, en 2015/2016 nadie se imaginaba a Cristina hablando y consensuando con Alberto (Fernandez) y Felipe (Solá), con el Evita, Pino Solanas, los Moyano, etc. Poniéndolo en volumen creo que se ha avanzado en un 75% en el proceso de unificación, pero la prensa oficialista plantea que la unidad es siempre una tarea pendiente con el que falta acordar, quien muchas veces está en dudoso estado de independencia con respecto a esa misma prensa. Pero sinceramente se ha logrado avanzar mucho en ese proceso de unidad y hoy creo que faltan poco para alcanzarla.

Con las dificultades que hubo se ha trabajado muy bien en darle a una parte importante de nuestra sociedad una perspectiva política. Con un deterioro económico como este, en otra situación estaríamos en un “Que se vayan todos del 2001”. Incluso hubo una apuesta muy grande del sistema de comunicación de Macri de contagiar su pérdida de imagen a toda la dirigencia política…la antipolítica: “Los dirigentes son todos iguales”. Pero han fracasado, pues existe un polo opositor con centro en Cristina, pero con toda la constelación del peronismo y el campo popular que dan una perspectiva. Me ha pasado desde el comienzo de esta fuerte crisis, que no me dicen “Que se vayan todos”, a mí me dicen “Que vuelva Cristina”, que es muy distinto. Si bien no es mayoritario ni ello te asegura que se vaya a ganar electoralmente es un dato político importante, el derrumbe de Macri y el derrumbe de la economía sin el derrumbe de todo el sistema político argentino.

- LNDS: ¿Cómo repercute en nuestra estrategia electoral las variantes
electorales que pueden aparecer, tanto de Cambiemos (Vidal candidata) o la
aparición de un Lavagna como candidato del establishment?

- A.K.: Los intentos de recambio del Macrismo y de los sectores de poder venían por el lado de Vidal y uno puede ver que Vidal cae con Macri. Eso es un logro político, mostrar que Vidal es Macri. Para los sectores que apoyaron este gobierno y fueron tan férreos opositores durante el nuestro, va a ser una cuestión crucial buscar un recambio y yo lo veo complejo a ese trabajo. Respecto a Lavagna, yo creo que es de manual por parte del establishment buscar una alternativa. Una parte del establishment está peleada con Macri y por lo tanto entre sí, por lo que no están logrando formar bloque entre distintos sectores como sí lo hicieron en el 2015. Estamos presenciando muchos fenómenos a la vez. Hay que ver si Lavagna decide jugar en ese lugar o si lo acompañan otros dirigentes que aspiraban a ser ellos la figura de recambio. Tienen muchas dificultades para unificar una candidatura, veo un panorama de dispersión en el núcleo que le dio la apoyatura a Macri. Mientras tanto en el campo popular sucede lo contrario, pero los tiempos corren y hay un trabajo por hacer con muchos espacios políticos con los cuales nosotros deberíamos unificar más rápidamente y ser todavía más amplios. Hay que darle una alternativa al campo popular y que albergue también a sectores medios, tanto a nivel social y económico como de su dirigencia. No nos tenemos que distraer en nuestra tarea, que es ampliar, ampliar y ampliar.

lanegradelsur.com.ar // info@negradelsur.com / suscripcion@negradelsur.com - Todos los derechos reservados - Sitio web creado por Ariel Tomás.