Noticias

ACTUALIDAD

LA SAGRADA FAMILIA

02/08/2018

Entrevista con Mariano Aiello, director de las películas documentales “Awka Liwen” y “Martínez de Hoz”. La segunda se estrenó el pasado junio de 2017 en el Gaumont y las dificultades para su circulación no tardaron en aparecer. En este caso, en las plataformas virtuales.

Por Lucía Presta

 

 

En Buenos Aires son las 12 del mediodía. A pesar de tener una conexión a internet regular, la entrevista con Aiello, desde su estudio en Alemania, no se interrumpe. Fluyen los temas como derrotero, pasando por las experiencias vividas en torno a sus documentales hasta las apreciaciones de la actualidad política: de Europa a Latinoamérica, de CKF a Macri. Hoy no reside en Argentina, pero se mantiene atento a lo que sucede en su país de origen. Es notoria la sencillez con la que describe los procesos históricos, generando un relato digerible, accesible a cualquiera, una impronta que transfiere a sus películas y le facilita a lxs espectadores adentrarse en los lugares oscuros de la historia no contada y sus protagonistas.

En 2011 familiares de Alfredo Martínez De Hoz presentaron un recurso de amparo para frenar la difusión de la película “Awka Liwen”, dirigida por Aiello y Kristina Hille. Con guión de Osvaldo Bayer quien, además, le presta el cuerpo y la voz a la narrativa del documental, Awka Liwen (2010) se remonta al momento histórico en que se forja una única y excluyente identidad nacional, a tono con la organización de las formas de producción y acumulación: visibiliza el genocidio a las comunidades indígenas, la apropiación violenta de sus tierras y su valor de explotación. La familia de Alfredo Martínez De Hoz, hombre que implementó el plan económico que precisó de una represión feroz e ilegal de las FFAA, argumentó la vulneración de sus derechos tras la difusión de -según exponían- información falaz acerca de sus descendientes. La justicia sobreseyó a los demandados (Bayer, Aiello y Pigna) en 2016, tras haber solicitado las pruebas documentales y fuentes de la información que el film reproduce para dar a conocer la apropiación de tierras indígenas por parte de la oligarquía argentina.

Tras el intento fallido de censura, Aiello dobló la apuesta y decidió documentar el desarrollo económico desde los inicios del Estado Nacional. Así se llevó adelante el film documental que lleva como título el apellido de una de las familias más ejemplares respecto al comportamiento de la oligarquía argentina: “Martínez de Hoz”.

 

LNS - ¿Qué crees que puede estar pasando, especialmente después de los intentos de censura que experimentaron con “Awka Liwen”?

MA - “Awka Liwen" y “Martínez de Hoz” están prohibidas en la Argentina porque hay un segundo juicio de la familia Martínez de Hoz contra nosotros, aun cuando ganamos el primer juicio. Nosotros hicimos plataformas de distribución online basadas en la empresa estadounidense Vimeo, con sede en Nueva York y, la página web de la película que está con un dominio alemán. Hace más o menos una semana que nos dicen que no se puede cargar. Con la persona que nos hace las páginas estamos viendo y revisando todas las variables dentro de Vimeo, de nuestra cuenta y del host que sostiene esas páginas y no hay ningún problema. Ahora estamos viendo si Vimeo tiene alguna orden de restricción por parte de esta gente, ya pensamos que debe ser algo de eso. Es raro porque no hay en el Juzgado ningún exhorto que implique que tenga que intervenir la Justicia, por ejemplo, para que ordene a la empresa Vimeo que prohíba nuestra película también en su plataforma. Nosotros lo vamos a resolver esta semana. Si Vimeo no lo va a poner de vuelta online, vamos a buscar otra plataforma. El desarrollador de las páginas está trabajando en eso, a fin de semana va a estar resuelto, en Vimeo u otro, pero va a estar.

LNS- Los volvieron a demandar después del fallo a su favor en 2016, a pesar de que ya existió un juicio y es "cosa ya juzgada”.

MA - Exacto. No puede haber dos procesos judiciales basados en el mismo hecho. Nosotros decimos que ya hemos sido juzgados y absueltos por el mismo tema que nuevamente los Martínez de Hoz ponen como litigio. Estamos seguros que va a durar mucho y creo que lo vamos a ganar también, pero van a seguir molestando por todos lados. Ahora, con el gobierno que padecemos, ellos están mucho más tranquilos que antes porque el padre es el vicepresidente del Instituto de Promoción Industrial del INTI y es parte del gobierno. Es decir que a José Alfredo Martínez De Hoz -hijo- lo nombró Macri como vicepresidente del Instituto que protege y promueve a la Industria Nacional, a un tipo que es abogado y que creó el estudio jurídico que litiga contra el Estado argentino, a favor de empresas transnacionales en el CIADI del Banco Mundial. En el reino de Macri todo es al revés. Esto es parte del descalabro que estamos viviendo en el país, pero nunca habían dado bola afuera. Ellos trataron de entorpecer nuestras acciones adentro: por ejemplo, la película es del INCAA y mientras estaba el gobierno de Cristina Fernández, aunque ellos trataban de impedirla a través del INCAA, el gobierno de CFK y la directora del INCAA de ese momento, Lucrecia Cardozo, cumplieron con la ley y no le dieron bola a los deseos caprichosos de estos oligarcas. Ahora, desde que subió Macri al poder y empezó con esa seguidilla de cambios de presidentes en el INCAA, a nosotros nos bloquearon todos los fondos y no están cumpliendo. Después en “Ideame” también nos bloquearon los fondos, con una campaña del crowdfunding (mecenazgo). Ideame es de Eduardo Constantini hijo, el dueño del MALBA, y es normal que entre ellos sean solidarios.

LNS - ¿Viviste situaciones de amenazas?

MA - Desde Marzo de 2011 que empecé a recibir amenazas en mi contestador. En ese momento yo estaba viviendo en Buenos Aires, en mi casa de Barracas, escuché un mensaje que decía “cuidate, cuidate" en una voz con distorsión. Después permanentemente enviaban gente a mi casa, llamaban a las tres de la mañana, por facebook, por email, falsos documentalistas que me proponían hacer un proyecto y después cuando me daban el guión era una historia de mi vida, con el protagonista, que sería yo, muerto de un tiro en la cabeza. Cuando fuimos a la audiencia de absolución de posiciones en el juicio, que fue pedida por nosotros, fue Alejandro Martínez De Hoz –nieto de José Alfredo- y llegó con cinco matones, ante lo que le pedí a la jueza que solicite el DNI a los tipos para identificarlos y dos se escaparon, tendrían antecedentes penales. Esa entrevista es interesante porque la cubrió la televisión y nosotros incorporamos a la película esa audiencia: es la primera vez que estos tipos tuvieron que dar la cara.

LNS - ¿Cuáles son los temas que trata el documental? Quizá podría explicar tanta saña con censurar el film.

MA - La película desarrolla la historia de la economía argentina, narrada a través de la historia de una de las familias más emblemáticas de esa vieja oligarquía, como son los Martínez de Hoz. También deconstruye toda la conformación del Estado Argentino, analiza la estructura de producción del país, la cual genera una superestructura cultural y política que todavía, en gran medida, padecemos. Tiene un marco teórico gramsciano y es larga porque habla de más de 200 años de historia. Tiene materiales de archivo que son inéditos, materiales fílmicos muy antiguos de la propia familia Martínez De Hoz: eso ellos lo niegan y se brotan al verse como realmente son. Fue un laburo de cinco años, pero valió la pena. Acá el eje transversal es la economía, en Awka Liwen era el racismo, lo que nosotros llamamos “racismo estructural”.

 

En algo confluyen ambas películas: la identificación de actores relevantes en la historia económica argentina. Quienes facilitaron el genocidio indígena, obtuvieron a cambio de su colaboración, las tierras que habían sido ocupadas por los pueblos masacrados, lo que les permitió ampliar y consolidar sus fortunas. Cuando llegó el momento de la industrialización por sustitución de importaciones (en el marco de la primera y segunda guerra mundial), fueron estos mismo grupos lo que redirigieron sus negocios y desarrollaron la industria nacional de bienes primarios. A la nueva oligarquía se la llamó diversificada, justamente porque no abandonó la producción agraria, sino que se sumó a la producción industrial, ampliando su poder e injerencia en las políticas de Estado y la eventual confrontación con algunos gobiernos.

 

MA – Cuando vas a investigar, en los catastros y en el Archivo General de la Nación ves los beneficiarios de la “campaña del desierto”: ahí ves los títulos y ves a quiénes están endosadas esas tierras. En Awka Liwen aparecen algunas familias pero hay muchas más, incluso terratenientes que no son de alcance nacional sino provincial. El Kirhcnerismo nunca se animó a hacer una reforma agraria por ejemplo, y cómo lo iba a hacer si solamente con el aumento de las retenciones casi lo voltean. Después hay otros actores más nuevos, que si bien no son producto de ese rapiñaje de las tierras de los argentinos, se enriquecieron a costa del Estado, ejerciendo también su poder de monopolio. Al final de la película damos nombres de los principales soportes del gobierno de Martínez De Hoz y, si los comparás con la actualidad, son los mismos nombres: son sus hijos.

LNS – Gran parte del gabinete de Macri podría estar en esas condiciones…

MA - Macri es un gran terrateniente, la madre de Macri es una terrateniente muy importante de la provincia de Buenos Aires. Pero Macri mismo tiene ciento de miles de hectáreas en la Patagonia, Salta, y varias provincias del norte, no es que él solo gobierna para ellos: él también es un terrateniente.

LNS - ¿Cómo ves hoy el panorama político y económico?

MA - Estos procesos de destrucción del país, que yo sabía que iban a ser con deudas masivas y efectivamente lo fue, no se arreglan de la noche a la mañana. Aunque venga Cristina de nuevo u otro Néstor Kirchner no sé si va a poder arreglarlo. Occidente ya está prevenido contra la Argentina para un posible default y una reestructuración de deuda, es decir, cada vez el mundo se está poniendo más jodido y, salir de esto, a nosotros, no nos va a resultar nada fácil. También que el FMI ponga ahora 50 mil millones de dólares (esa cantidad enorme de dinero) como para abrocharnos bien, para que no podamos salir de la tutela del gobierno de ellos. Fue una enorme desilusión que haya sido a través del voto de la ciudadanía, porque antes por lo general pasaba que este tipo de gobiernos llegaban por golpes de Estado, por la fuerza. Que la gente haya votado su propia destrucción, fue desesperanzador.

LNS - La derecha llegó a través de elecciones, a contramano incluso de lo que pasa en el resto de Latinoamérica, ¿cuánta importancia toma la producción del mundo cultural en estos contextos?

MA - Pienso que es importante. De ahí a que se logren hacer cambios a través de la cultura o el arte, no sé, tampoco soy tan optimista. Por lo general el público masivo busca mensajes banales, lamentablemente es fácil de engañar, no se relacionan hechos políticos presentes con causas en el pasado inmediato, se puede decir cualquier cosa y no se paga costo político por eso. Yo pienso que este gobierno, fuera de los temas terribles de derechos humanos de la última dictadura, en cuanto a lo económico, es el peor gobierno. Las cosas que están pasando en nuestro país creo que no las vivimos ni con Menem. Yo era bastante más joven y fue un mal gobierno, pero no había esta idea terrible de entrega total de la Patria: incluso Menem tenía un tinte nacionalista del peronismo. Este tipo no, directamente no hacen nada pero nada a favor del país. Entonces las producciones artísticas sí son importantes. Y tienen que haber más. Yo pienso que en estos trece años hubo cambios, del gobierno de Néstor y Cristina,  muy positivos en cuanto a economía, distribución de la renta, derechos humanos, pero creo que no tuvimos tiempo para generar un cambio cultural importante que permitiera, sobretodo, que los sectores medios y medios bajos defiendan estos gobiernos de tinte nacionalista, del buen nacionalismo. Por ejemplo, acá en Europa los nacionalismos son de extrema derecha, es un nacionalismo xenófobo, en el caso de Europa, antieuropeo: se quieren ir de la zona del euro y de la UE. En los casos de Latinoamérica, el nacionalismo en realidad es la lucha contra la dominación económica y cultural. Es otro tipo de nacionalismo.

No logramos conformar un sistema de partidos en el cual tengamos gobiernos progresistas como el de CFK, que sí defiende los intereses de los argentinos a nivel personal y del país, a nivel macro. Lo que nos falta es una derecha que sea igualmente defensora de los intereses de los argentinos, porque sino siempre pasa esto: pasamos de gobiernos como los peronistas, que industrializan el país, que cuidan a la economía, que cuidan a las pymes, que desendeudan al país y después, vienen estos hijos de puta que en dos años destruyen todo lo que se había hecho antes y finalmente nunca podemos tener una línea de desarrollo sostenible y ascendente.-

lanegradelsur.com.ar // info@negradelsur.com / suscripcion@negradelsur.com - Todos los derechos reservados - Sitio web creado por Ariel Tomás.