Noticias

ACTUALIDAD

LUCHA Y RESISTENCIA DEL MOVIMIENTO CAMPESINO

17/04/2018

Conflictos de tierras en Añatuya, Santiago del Estero: lucha y resistencia del Movimiento Campesino. El Movimiento Campesino de Santiago del Estero-Vía Campesina (MOCASE-VC) tiene más de 25 años de historia. Nacido en una provincia históricamente signada por niveles radicales de desigualdad, el MOCASE-VC se ha transformado con el correr de su desarrollo político en un ícono de la lucha por la tierra, no solo en Argentina, sino también en América Latina. Tal es así, que en Argentina integra protagónicamente el Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI-VC), en la región es parte de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC), y a nivel internacional es miembro de Vía Campesina. Ésta última, una organización en la que se inscriben sus horizontes estratégicos de transformación social: la Reforma Agraria Integral y la Soberanía Alimentaria.

Por Lic Andrés Tzeiman

El MOCASE-VC, entonces, se ha convertido con el paso de los años en una referencia de la lucha por la tierra y el territorio campesino-indígena. Tal es así que a lo largo y a lo ancho de Santiago del Estero ha impulsado numerosas resistencias frente al avance de la sojización y el agronegocio. Sus comunidades organizadas han crecido frenando las topadoras de empresarios agropecuarios  y los intentos de desalojo implementados por el contubernio entre poder económico, poder policial y poder judicial.

En ese sentido, la actualidad no resulta una excepción en esa historia. En un contexto general en el país de avasallamiento de los derechos de los sectores populares, también el campo santiagueño es en el presente un escenario de resistencias. En particular, en las últimas semanas se ha agudizado un conflicto de tierras en la zona de Añatuya, al sur de Santiago del Estero. Allí, la complicidad de empresarios rurales y poder judicial está operando fuertemente en perjuicio de las comunidades campesinas, a través de reiterados intentos por apropiarse de sus tierras.

Tal como nos han expresado referentes del MOCASE-VC en una entrevista llevada a cabo para esta revista, la organización viene denunciando recientemente el accionar del empresario Domingo Tonani, de la zona de Añatuya, quien según señalan, viene realizado de forma frecuente desplazamientos de sus campos a las familias campesinas por medio del ejercicio de la fuerza. Actualmente, desde el MOCASE-VC denuncian que Tonani quiso alambrar la comunidad conocida como “el symbol bajo”, aunque también dicho empresario pretende apropiarse de otras cuatro comunidades de la zona. Este intento de cercamiento, resistido por las comunidades, fue acompañado por otro procedimiento del empresario en cuestión. Tonani trató de imponer “acuerdos” a las familias campesinas, forzándolas (a cambio de no expulsarlas) a reducir considerablemente el tamaño de sus parcelas.

Domingo Tonani no es un empresario que se dedique exclusivamente al sector agropecuario, más allá de que es propietario de numerosos campos de la zona. También es dueño de una empresa desmontadora de algodón, de una radio de Añatuya y de un supermercado (sugestivamente llamado “La Rural”). En este último, denuncian desde el MOCASE-VC, Tonani tiene gran parte de su planta de empleados no registrada.

Pero Tonani no está operando estos desplazamientos a las familias campesinas en soledad. Por el contrario, cuenta con la complicidad del juez Alvaro Mansilla, quien está a cargo del juzgado de Añatuya, uno de los tres que existen en la provincia. Este contubernio del empresario Tonani con el poder judicial le permite efectuar con libertad los atropellos y el uso de la fuerza hacia las familias campesinas, eludir las inspecciones a las empresas donde cuenta con empleados no registrados, y a su vez, impulsar causas judiciales contra militantes del MOCASE-VC que resisten sus embates (como ya ha sucedido).

Si bien la complicidad de distintos poderes con el fin de desplazar de sus tierras a las familias campesinas parece dibujar una pelea entre “David y Goliat”, la tenaz historia del MOCASE-VC en territorio santiagueño no permite augurar necesariamente una imposición definitiva de los empresarios. Más bien, su historia nos indica que frente al avasallamiento de derechos, seguramente las familias campesinas continuarán haciendo con persistencia aquello que mejor saben hacer: cultivar sus tierras, producir sus alimentos y sembrar con tesón la semilla de la resistencia.

lanegradelsur.com.ar // info@negradelsur.com / suscripcion@negradelsur.com - Todos los derechos reservados - Sitio web creado por Ariel Tomás.